Ultramarinos La Confianza, HuescaMás de cien años de actividad comercial avalan el éxito de nuestro negocio. La idea se la debemos a un comerciante de origen francés Hilario Vallier que abrió por primera vez las puertas del establecimiento en 1871. En un primer momento el elegante local se destinó a mercería y sedería con la venta de delicados productos entre los que se contaban finos encajes, porcelanas y abalorios. En pocos años se amplió con la venta de lujosos productos de importación, venidos de ultramar, aromáticos cafés y chocolates, licores franceses o alimentos ahumados.

Tras distintas regencias del establecimiento en la primera mitad del siglo XX, el comercio es adquirido en los años de posguerra por los antecesores de los actuales propietarios: la familia Villacampa-Sanvicente, que ha sabido respetar y poner en valor la importancia de tan histórico local para la ciudad.

 

La Confianza puede ser considerada la tienda de ultramarinos todavía en activo más antigua de España. Así ha sido reconocido por prestigiosas publicaciones comerciales y turísticas incluido el internacional Herard Tribune que reconoció las peculiaridades del establecimiento en un reciente artículo.